aislamiento energético

Ahorra energía y baja tus facturas de luz gracias a un buen aislamiento

aislamiento energético

Mejorar la eficiencia energética es posible si aplicamos algunas pequeñas reformas rápidas. En este aspecto, no hay dudas que la instalación de un buen aislamiento térmico es una solución efectiva y duradera de gran utilidad en todas las épocas del año. Así, con la instalación de un buen aislamiento térmico en paredes, pisos, ventanas y techos de la vivienda, podrás ahorrar energía y con ello bajar el coste de tus facturas de luz y gas.

De igual forma, en compañía de la instalación del aislamiento térmico, podrías contratar las tarifas de gas más económicas. Esto con el fin de que no solo ahorres dinero por la disminución del consumo energético efectivo en casa, sino también puedas ahorrar desde el mismo momento en que has decidido contratar el gas.

Combina el mejor aislamiento térmico con la mejor tarifa de gas y reduce al máximo la factura

La mayoría de los sistemas de calefacción funcionan a través del suministro de gas natural. Así, resulta evidente que, para los días de invierno, combinar el mejor aislamiento térmico en la vivienda, junto a la tarifas de gas más económicas, será la mejor estrategia para tener un ahorro seguro.

De cualquier forma, si el aislamiento térmico suministrado a la vivienda es de alta calidad, es probable que puedas prescindir por completo del uso de la calefacción en invierno o del aire acondicionado en verano.

Ya que el objetivo principal de estos sistemas de insuflado es que la temperatura interior de la vivienda se encuentre siempre estable sin importar las inclemencias del clima exterior. Puedes encontrar más información en el siguiente enlace sobre las tarifa de gas de Ibedrola, Endesa y otras compañías: https://www.companias-de-luz.com/iberdrola/tarifas/gas/

Cómo podemos ahorrar dinero al contratar el gas

Teniendo en cuenta que nuestro principal objetivo no es solo ahorrar energía, sino también bajar las facturas energéticas en el hogar, tienes que saber que no solo a través de la instalación de un buen aislante podrás conseguir esta meta.

Asimismo, para ahorrar el máximo dinero posible en cada una de nuestras facturas, existe un pequeño truco que tendremos que aplicar desde el mismo momento en que hemos decidido contratar el gas. .

¿De qué se trata? ¡Fácil! Asegúrate de que utilizas la calefacción a gas natural, además de en la cocina o para calentar el agua. De este modo estarás garantizando que el coste fijo de la factura, asociado con el acceso al suministro y no con el consumo, sea siempre lo más económico posible.

Ventajas de contar con un buen aislamiento térmico en casa

Instalar un buen aislamiento térmico en el hogar tiene suficientes ventajas comparativas con respecto a otras soluciones de ahorro energético, como para ubicarse como la alternativa más eficiente entre las disponibles en el mercado actual.

¿No nos crees? Revisa la siguiente lista de ventajas por ti mismo:

  • Es una solución económica y rápida de instalar (entre 24 y 48 horas dependiendo del tamaño de la superficie de la vivienda).

  • No requiere entrar en obras.

  • Es útil para todas las temporadas del año.

  • Es posible aplicarlo en paredes, pisos y techos.

  • También existen soluciones aislantes para ventanas.